Sus fondos incorporan instrumentos procedentes de todo el mundo a fin de mostrar las trasformaciones sufridas por éstos desde sus prototipos primigenios hasta los modelos ulteriores en los que han devenido.

Se pretende ofrecer una visión comparativa de la evolución de los distintos instrumentos que eran codiciados por juglares,  clérigos y trovadores.

El visitante puede comprobar como los instrumentos mudan de forma, cambian y crecen en complejidad a través de las edades a la par que persiguen una mejor funcionalidad, un sonido más puro y una mayor belleza.

Los instrumentos están agrupados en tres clásicas familias de cuerda, viento y percusión.